Dolphin Safe Label Saves Dolphins!

Earth Island Institute’s response to the recent Forbes OP ED

By David Phillips and Mark Palmer

www.dolphinsafe.org

The recent guest opinion by the Cato Institute’s K. William Watson “Dolphin Safe Label on Canned Tuna is a Fraud”, April 29, 2015 is full of more holes than a tuna net. Mr. Watson should get his facts straight.

But before analyzing the Cato Institute’s latest diatribe against Dolphin Safe tuna, it is important to recognize that the Cato Institute was founded by notorious anti-environmentalist Charles Koch and is largely funded by the oil industry. Cato promotes some of the most egregious climate deniers, fronts for the world’s most environmentally destructive companies, and opposes recycling and any labeling of genetically engineered products, so it is no surprise that they would attack Dolphin Safe Tuna or virtually any other environmentally based program.

When we began our Earth Island campaign against the killing of dolphins in tuna nets in 1987, 99,700 dolphins died in nets that year, according to government scientists. The Dolphin Safe label was established in 1990, and within two years, the deaths of dolphins had dramatically declined to less than a few thousand a year. Last year, onboard observers counted 800 dolphins killed in tuna nets. Even the Cato Institute must recognize this as a major victory for dolphins and the environment. But this success occurred long before the International Dolphin Conservation Program was put into place, contrary to Watson’s claim.

Dead Dolphins

Watson objects to Dolphin Safe meaning “one particular fishing method was not used in one particular part of the ocean.” However, this is not just any fishing method. The deliberate targeting of dolphins, chasing them with speedboats, encircling them with mile-long nets, and keeping them captive for hours is the single most destructive fishery for marine mammals in history. More than 7 million dolphins have been killed by this method, according to peer-reviewed scientific papers, dwarfing the minimal dolphin mortality by all other purse seine methods. Dolphins only associate with tuna in one part of the ocean. For this reason, the Dolphin Safe label has always properly focused on ending the method of fishing “on dolphin.”

Watson is dead wrong that this is all the Dolphin Safe label means. In fact, the federal Dolphin Safe law includes provisions that no dolphins can be killed or seriously injured in any ocean by any tuna fishing method, in order to qualify for the Dolphin Safe label. Watson (and his Greenpeace source) needs to go back and read the actual law.

Watson falls for Mexico’s false claim that the WTO ruled against the US on the grounds that the Dolphin Safe label should be applied to Mexico’s “Russian roulette” method of chasing and encircling dolphins, only to label Dolphin Safe those instances when an onboard observer sees no dolphin die. In fact, research by the US National Marine Fisheries Service has shown that the intentional setting on dolphins results in thousands of uncounted dolphin deaths by separating mothers from their dependent young calves. Baby dolphins are left behind when the dolphin pod is chased by tuna fishermen, resulting in the death of these babies from starvation or predators. The populations of dolphins in the Eastern Tropical Pacific have been shown to be depleted and stressed by tuna fishing. Mexico refuses to recognize these scientific facts.

The WTO decision, which Watson also has apparently not read, agreed that US law blocking Mexico’s dolphin-deadly tuna from obtaining a Dolphin Safe label is justified on scientific grounds. The WTO agreed with the US that the Dolphin Safe standards of no encirclement of dolphins are an important conservation measure. The WTO’s concerns with the US law is that there are not uniform regulations confirming that no dolphins died in tuna nets in other tuna fisheries.

Watson cites “FAD-free” tuna as something that is opposed to the Dolphin Safe label. Here again, his facts are wrong. Earth Island has worked with Safeway, Cost-co and various canners around the world to produce “FAD-free” tuna that is caught without harming dolphins, by setting nets on free schools of tuna. There is no inconsistency.

Earth Island has also worked with the tuna industry and the Regional Fisheries Management Agencies to require sea turtles to be released alive from tuna nets and to release sharks without any shark finning. Watson could have learned about these efforts had he done real research, instead of swallowing Mexican government propaganda hook, line, and sinker. The true fraud is Watson and the Cato Institute spreading lies to cover up their pimping for those who disdain any consumer labeling and making it sound like they actually care about whether dolphins live or die.

dying_dolphins

Dolphin Safe salva delfines

Réplica de Earth Island Institute al articulo editado en la revista Forbes

Por David Phillips y Mark Palmer

La reciente opinión de William Watson del Instituto Cato K. “La etiqueta Dolphin Safe en atún enlatado es un fraude” del 29 de abril 2015 tiene más agujeros que una red de pesca. El Sr. Watson debería hablar en base a hechos reales y sin falsear la verdad.

Link al artículo difundido a través de Forbes

Pero antes de analizar este reciente ataque del Instituto Cato contra el programa Dolphin Safe, es importante resaltar que el Instituto Cato fue fundado por el famoso anti-ecologista Charles Koch y es financiado en gran parte por la industria petrolera.

Cato apoya a algunos de los “negacionistas” climáticos más atroces, que promueven a las empresas más ambientalmente destructivas del mundo, se opone al reciclaje y al etiquetado de productos para alertar que fueron genéticamente modificados. Por lo que no es de extrañar que ataquen al atún dolphin safe o a cualquier otro programa basado en el medio ambiente.

Cuando comenzamos nuestra campaña de Earth Island Institute contra la matanza de delfines en redes atuneras en 1987, 99.700 delfines murieron en las redes ese año, de acuerdo a los científicos del gobierno. La etiqueta Dolphin Safe fue implementada en 1990, y dos años más tarde la mortandad de delfines había disminuido drásticamente a menos de unos pocos miles por año.

El año pasado, los observadores a bordo contaron 800 delfines muertos en redes atuneras. Incluso el Instituto Cato debe reconocer esto como una gran victoria para los delfines y el medio ambiente. Pero este éxito se produjo mucho antes de que el Programa Internacional de Conservación de los Delfines se pusiera en marcha, contrariamente a lo que afirma Watson.

Dead Dolphins

Watson objeta que el monitoreo Dolphin Safe consiste en asegurarse que “un método de pesca especial no se haya utilizado en un sector particular del océano”. Sin embargo, no se trata de un método de pesca cualquiera sino del la pesquería más destructiva en la historia de los mamíferos marinos. Este método consiste en atacar deliberadamente a los delfines, persiguiéndolos con lanchas rápidas, rodeándolos con redes de una milla de largo, y manteniéndolos cautivos durante horas. Más de 7 millones de delfines han muerto por este método que, de acuerdo a publicaciones científicas, ha producido una mayor mortalidad de delfines que todos los demás métodos de cerco combinados. Los Delfines solamente se asocian con el atún en un sector del océano. Por esta razón, el programa Dolphin Safe siempre se ha enfocado específicamente en ese sector para poner fin al método de pesca que se realizaba atrapando delfines para obtener el atún que nadaba debajo de ellos.

Pero Watson está totalmente equivocado al pensar que Dolphin Safe solo se trata de monitorear un único método de pesca: de hecho, la ley federal Dolphin Safe incluye disposiciones que prohiben asesinar o herir gravemente a los delfines en cualquier océano por cualquier método de pesca de atún, con el fin de calificar para la etiqueta Dolphin Safe. Watson (y la fuente de Greenpeace que él refiere tener) deberían volver a leer la ley vigente.

Watson cree la falsa afirmación de México de que la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló en contra de los EE.UU. sobre la base de que la etiqueta Dolphin Safe se debe aplicar al método de pesca que usa México que consiste en perseguir y rodear delfines, sólo para etiquetar Dolphin Safe aquellos casos en los que un observador a bordo no ve a los delfines morir. De hecho, la investigación del Servicio Nacional de Pesquerías de Estados Unidos ha demostrado que el lance intencional sobre delfines resulta en miles de muertes de delfines que no fueron contabilizadas durante la maniobra, al haber separado a las madres de sus crías dependientes. Ni toman en cuenta a los delfines bebés que se quedan atrás cuando la manada de delfines es perseguida por los pescadores de atún, lo que resulta en la muerte de estos bebés de hambre o por depredadores. Las poblaciones de delfines en el Pacífico Oriental Tropical han demostrado estar agotadas y estresadas por la pesca de atún. México se niega a reconocer estos hechos científicos.

La decisión de la OMC, que aparentemente Watson tampoco leyó, aceptó la Ley de EE.UU. que bloquea el ingreso al país del atún obtenido por México acosando y matando delfines considerando que la no-otorgación de la etiqueta Dolphin Safe a esas pesquerías está justificada por razones científicas. La OMC estuvo de acuerdo con los EE.UU. que los estándares Dolphin Safe que impiden el encierro de delfines en redes son una medida de conservación importante. La preocupaciónn de la OMC con la ley de Estados Unidos es que no hay reglamentos uniformes para confirmar que no hayan muerto delfines en redes de otras pesquerías de atún.

Watson cita al atún “libre de FADs” como algo que se opone a la etiqueta Dolphin Safe. Una vez más, sus hechos están equivocados .Earth Island ha trabajado con Safeway, Cost-co y varios enlatadores de todo el mundo para producir atún “libre de FADs” capturado sin dañar a los delfines, mediante el lance de redes sobre cardúmenes libres de atún. No hay incompatibilidad.

Earth Island también ha trabajado con la industria del atún y de los organismos regionales de ordenación pesquera para exigir que las tortugas marinas sean liberadas con vida de las redes de atún, para liberar tiburones impidiendo el aleteo. Watson podría haber aprendido acerca de estos esfuerzos si hubiera hecho una investigación real, en lugar de tragarse el anzuelo de la propaganda gubernamental mexicana. El verdadero fraude es Watson y el Instituto Cato por difundir mentiras para encubrir su proxenetismo para aquellos que desdeñan cualquier etiquetado de los consumidores y hacer que suene como que realmente se preocupan por si los delfines viven o mueren.

dying_dolphins

Una nueva reglamentación resolvería la decisión de la WTO (World Trade Organization) sobre la etiqueta Dolphin Safe

Foto: Bluefin Tuna by Brian Skerry

Comunicado de Prensa: 10 de julio 2013 por Mark J. Palmer, Director Asociado del Proyecto Internacional de Mamíferos Marinos de Earth Island Institute

You can read the original press release in English Here

dolphinSafeLogo

El Proyecto Internacional de Mamíferos Marinos de Earth Island Institute (IMMP) celebra la sanción de una nueva regla federal de pesca que ampliaría el nivel actual de protección para los delfines, extendiéndolo a otras pesquerías de atún en todo el mundo. De este modo, la reglamentación servirá para mejorar la información sobre la seguridad de los delfines al mismo tiempo resolver una gran disputa ante la Organización Mundial del Comercio (World Trade Organization- WTO) entre los gobiernos de los EE.UU. y México. La regla fue passada por la Administración Obama y entrará en vigencia el 13 de julio.

Una copia de la nueva regla se puede encontrar aquí.

“Esta reglamentación ayuda a proteger a los delfines, al exigir los pescadores de atún que confirmen que los delfines no fueron perseguidos ni capturados en las redes”, dijo David Phillips, director ejecutivo de IMMP. “Esto hace que la regla sea uniforme para todas las pesquerías de atún.”

La norma exige además la presentación de informes reportando cantidad de delfines muertos o gravemente heridos en las redes de cerco y otras artes de pesca utilizadas para capturar atún, un evento relativamente raro, salvo que los pescadores de atún decidan cercar a los delfines deliberadamente. En ese caso, el atún obtenido encerrando delfines debe mantenerse separado del atún pescado con métodos seguros y no puede ser etiquetado como “Dolphin Safe”.

En el Océano Pacífico Tropical Este (EPT), los atunes suelen trasladarse junto a manadas de delfines. Algunos pescadores capturan intencionalmente a esos delfines para obtener  el atún que nada debajo de ellos, hiriendo y ahogando a miles de delfines cada año. Para tener derecho a utilizar la etiqueta Dolphin Safe en los EE.UU., las empresas atuneras deberán presentar declaraciones de capitanes de barco y de los observadores a bordo asegurando que no hubo persecución de delfines y que lis mismos tampoco fueron atrapados en redes durante las operaciones de pesca. México, que continúa capturando intencionalmente y matando delfines en sus operaciones de pesca, objetó los requerimientos de Dolphin Safe ante la WTO ya que el incumplimiento de estos requisitos dejaba a la industria atunera de México fuera del mercado estadounidense.

Al ampliar la norma para cubrir otros océanos del mundo más allá del ETP, el Servicio Nacional de Pesquerías de EE.UU. responde a la disputa de la WTO uniformando los informes de verificación para todas las pesquerías de atún Dolphin Safe. La propuesta también pondrá una mayor presión sobre los pescadores de atún para evitar accidentes y muertes de delfines en redes atuneras y otras artes de pesca que se utilicen fuera del ETP.

Más del 90% del atún del mundo es obtenido hoy sin poner en riesgo a los delfines. Sólo México, Venezuela y los pescadores de atún colombianos siguen persiguiendo delfines y atrapándolos en sus redes para capturar los atunes que nadan debajo, matando y mutilando a miles de delfines cada año.

“Miles de delfines siguen muriendo en redes atuneras. Así que permitir que se debilitaran las normas Dolphin Safe de Estados Unidos no era una opción “, añadió Phillips. “Afortunadamente se está rechazando la estrategia de México que pretendía obligar a los EE.UU. a etiquetar como Dolphin Safe al atún mexicano cuya pesca resulta mortal para miles de delfines”.

Para más información sobre el Programa Dolphin Safe de Earth Island Institute, y acceder al listado de empresas Dolphin Safe de todo el mundo ingresen a: www.DolphinSafe.org, También pueden seguirnos en Twitter @DolphinSafeOrg

Presentación del nuevo libro de Claudio Campagna

El próximo jueves 4 de Julio a las 19 hs, el Dr. Claudio Campagna presentará su nuevo libro “Bailando en Tierra de Nadie”. El evento tendrá lugar en  Aves Argentinas, en la calle Matheu 1248, Ciudad de Buenos Aires

“Bailando en Tierra de Nadie” no estará a la venta en librerías, pero se puede comprar enviando un mail a: marketing@delnuevoextremo.com

Bailando en la T IMP DEF 2

“Escribí este libro en parte con la idea de explorar la posibilidad de que la actual falta de efectividad en las acciones de conservación de especies se deba a que la esencia de una extinción no se capta con el lenguaje del ambientalismo bajo el desarrollo sostenible.

Es tan imposible de comprender para mi que estemos aceptando la marcha de las extinciones anunciadas que la frustración motivó la exploración teórica del problema.

Escribí también para los convencidos de que la necesidad de salvaguardar especies se crea mostrando la utilidad que la diversidad biológica ofrece al ser humano; ¡claro que lo hice con la esperanza de que abandonen esta idea!

Escribí para los conservacionistas de especies que confían en el poder del discurso como motor de cambio…

Existen? De existir, se trataría de una minoría silenciosa que no conozco; Tal vez este libro abra la opción de un encuentro? De no existir esos conservacionistas, el libro tendría entonces un interés fundacional como nueva disciplina aplicada a la conservación” Claudio Campagna-

Le deseamos el mayor de los éxitos a Claudio, y para los que no puedan viajar a Buenos Aires, la presentación podrá verse en la web en:  www.avesargentinas.org.ar/tv

PENSAR-AGUA-Claudio-Campagna-Zavattieri_CLAIMA20110829_0182_19

Flyer_En-tierra-de-nadie(CCampagna)

Evaluación del “Proyecto Kshamenk”

KSHAMENKportrait

Los especialistas opinaron que el “proyecto Kshamenk” es inviable

Expertos en mamíferos marinos fueron consultados por el Gobierno de Chubut a fines de evaluar una propuesta para rehabilitar en la Caleta Valdés a la orca que actualmente se encuentra en el oceanario Mundo Marino. Todos los especialistas plantearon preocupaciones similares y coincidieron en señalar que el mayor riesgo de esta propuesta es la introducción de gérmenes adquiridos por Kshamenk a lo largo de los 20 años que estuvo en cautiverio y que, al ingresar en el ambiente natural pondrían en riesgo a las poblaciones silvestres locales de cetáceos, inclusive a las Ballenas Francas.

Esta nota contiene

A) Minuta de la reunión de evaluación convocada por el Secretario de Turismo Lic. Carlos Zonza Nigro y

B) Documentos: Proyecto Kshamenk y opinión de especialistas consultados

y un informe que se menciona algunas de las presentaciones y data de 2006 (Geraci)

A- MINUTA DE LA REUNION PARA EVALUAR EL PROYECTO KSHAMENK

15 de Abril de 2013, Secretaria de Turismo, Rawson

PARTICIPANTES

Gubernamentales

  • Lic. Carlos Zonza Nigro (Secretario de Turismo de Chubut)
  • Lic. Javier Tolosano (Subsec. Conservación y AP)
  • Téc. Victor Fratto (Director Gral. De Conservación y AP)
  • Dra. Silvana Montanelli (Directora de Fauna y Flora Silvestre),
  • Sandra Rivera (Area técnica DFyFS)
  • Alan Jones (Area técnica DFyFS)
  • Paula Castro (DFyFS)
  • Silvia Mendez (Legales, Sec. Turismo)
  • Sebastián Planas (Promociones Turísticas. Sec. Turismo)
  • Johnatan Jones (Area Técnica, Sec. Turismo)
  • Federico Bovier (Gerente AANPPV)

Científicos y ONGs:

  • Mariano Coscarella (CENPAT, Laboratorio de Mamíferos Marinos);
  • Ingrid Visser (Orca Research Trust y Free Morgan Foundation)
  • Gabriela Bellazzi (WEF y Free Willy Keiko Foundation)
  • Laura Reyes (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco)
  • Marcelo Bertellotti (CENPAT- Presidente Consejo Asesor AANPPV)
  • Fabián Gandón (WEF)
  • Ricardo Delfino (Fundación Patagonia Natural)
  • Leoní Gaffet (traducción para Ingrid Visser)

1. PRESENTACION DEL PROYECTO

Guardafauna Roberto Bubas

Se presenta como Guardafauna y Naturalista.

Explica la idea proyectando algunas fotografías. Aclara que lo que recibieron las instituciones para evaluar no es el proyecto sino la idea del plan, que fue enviada a sus espaldas (sic). Expone que esta idea parte de un concepto filosófico, Kshamenk como emblema para cerrar zoos y acuarios, posicionando a la Argentina como un ejemplo en el mundo, y basado en estos principios aunque Kshamenk muriera durante la primera semana del proyecto el mismo igual sería un éxito.

Relata algunos aspectos de la obtención de Kshamenk que le contaron 7 de 47 testigos, señalando como importante que Kshamenk tenía en su boca una raya (chucho) y que el hecho de que haya cazado a pesar de estar en esa situación le garantiza posibilidades de éxito en la reintroducción en cuanto a que va a recordar cómo capturar alimento.

Expresa que quiere traer a Kshamenk a la Caleta Valdés en Agosto, incluso aunque Mundo Marino no quiera cooperar. Si se logra que Chubut obtenga la custodia, el proyecto se podrá concretar. Asegura que según expertos, Kshamenk es el mejor candidato para liberar.

Dice tener apoyo de especialistas, entre ellos Ken Balcomb (Center For Whale Research, Canada) y que Mundo Marino va a cooperar porque no quieren quedar mal

Señala que este proyecto va a tener un gran impacto en el público, una pileta natural en Caleta Valdes. Muestra una nueva locación, una laguna que se formó en la boca de la Caleta donde propone cercar 24 hectáreas.

Indica que no conoció a Kshamenk, no conoce ni tiene informes de su comportamiento, aunque asegura que Kshamenk tiene un gran instinto de supervivencia  que en algún punto va a reaccionar y se va a adaptar a la libertad. Asegura que si se toma en cuenta que tenia 5 años cuando lo capturaron y que estaba cazando una raya mientras lo tenian atado (sic) entonces no perdió esa habilidad

Respecto a la preocupación de contagio de alguna enfermedad, Bubas asegura que el sistema inmunitario de las orcas es muy potente, que son los depredadores máximos del océano, que comen tiburones blancos, son muy evolucionadas, son inmunes y que no es posible que la población local de orcas salvajes se contagie porque Kshamenk estornude a 100 metros (sic)

(Los presentes objetan estas afirmaciones)

Relata el plan de traslado: se usará un contenedor especial con agua cubriendo aletas pectorales, como los cetáceos regulan su temperatura corporal mediante las aletas pectorales se usará hielo para evitar que se eleve. Kshamenk será transportado durante la noche para no exponerlo al calor del día, el transporte se realizará en un camión especial. Segunda opción: primero en camión, después en avión, último tramo en camión.

(No menciona asistencia veterinaria de ningún tipo ni previa al traslado, ni durante, ni posterior en semi-libertad)

2. DISCUSION SOBRE LOS PUNTOS PLANTEADOS

Todos los presentes expresaron que no se puede considerar a esto un proyecto. No existe un plan más detallado que este por el momento.

Todos los presentes coincidieron que el mayor riesgo que presenta este proyecto es el de transmisión de patógenos al ambiente natural que no sólo puede afectar a las poblaciones silvestres de orcas, sino también a los delfines, ballenas francas australes y otros animales marinos. Como ejemplo de enfermedades adquiridas en cautiverio se plantearon varios tipos de herpes, enfermedades transmitidas por mosquitos, perros e incluso humanos, tratándose de gérmenes que no existen en el medio natural y a los cuales el sistema inmunitario de las poblaciones silvestres normalmente no está expuesto. Se mencionó el caso del Morbillivirus, transmitido por perros con moquillo al ambiente marino, que ha devastado poblaciones de delfines en el Mediterráneo

También se menciona que Kshamenk, durante su vida recibió varias veces antibióticos y vive en un ambiente estéril. En este nuevo ambiente, el animal estaría expuesto a nuevas bacterias que pueden provocarle afecciones que, sin control veterinario del animal, podrían causarle la muerte.

Otro tema que mencionaron los participantes como preocupante fue el bienestar de la orca y que el traslado y cambio de entorno en vez de beneficiarlo podría provocarle stress y depresión y eso repercutiria en su salud, empeorando su estado respecto a las condiciones actuales. Se destaca que hay que tener en cuenta no sólo las consecuencias físicas sino además como afectaría esto la salud mental del animal

Los participantes plantearon que Caleta Valdés no es un sitio adecuado por varios motivos: principalmente porque es un área protegida prístina, dentro de un Patrimoni0 Natural de la Humanidad

Su dinámica produce cambios drásticos en cuestión de semanas, la laguna que propone Bubas aparece por un tiempo y después desaparece, la corriente en el interior es demasiado fuerte como para asegurar un cerco, o una red, y la construcción del tipo de cerco marino que se necesita impactaría demasiado en el área protegida. La profundidad de la laguna es menor a la de las piletas de Mundo Marino.

Por otro lado, la necesidad de construir infraestructura (ya que la existente no alcanza) también produciría un gran impacto. Tampoco es el sitio adecuado a nivel logístico ya que no hay electricidad lo cual triplicaría los costos, ya que es necesario contar con cámaras frigorificas de gran tamaño que permitan almacenar pescado para al menos 3 semanas, para poder contar con alimento suficiente en caso de mal clima, huelgas de transporte, etc.

Se menciona que esta iniciativa ya había sido presentada con anterioridad -2002- y que la Caleta Valdés fue descartada por varios de los motivos antes mencionados. Luego se discontinuó el esfuerzo en base a las conclusiones y recomendaciones de Geraci -2006-.

Se resalta que no se sabe a que población pertenece Kshamenk, y que en caso de liberación accidental podría ser atacado por las orcas de la zona, o él atacar a otras orcas. Se menciona el caso de Morgan, una orca trasladada de cautiverio solitario a una pileta con ejemplares de otra población. Morgan fue atacada y presenta más de 350 cicatrices algunas de ellas muy graves, a pesar de estar en un ambiente controlado y con la presencia de entrenadores, nadie puede controlar esos ataques.

Se cuestiona que lo presentado no incluye un plan veterinario, ni profesionales calificados con experiencia en orcas cautivas y silvestres, ni planes de contingencia, ni presupuesto, ni un mapa de riesgos (que son varios) ni contempla legislación y normativas  internacionales, nacionales, y locales.

Se comenta que el presupuesto aproximado en base al proyecto de Keiko y de Morgan seria de alrededor de 5 millones de dólares iniciales (traslado y construcción de un cerco con instalaciones) y luego alrededor de 1 millón de dólares anuales, teniendo que calcular un proyecto a largo plazo o de por vida en caso que la orca no pueda ser reinsertada.

Se calcula que la rehabilitación mínima duraría más de 5 años y no 2 como plantea Bubas en el proyecto, aunque en el caso particular de Kshamenk probablemente requiera cuidados de por vida.

Se planteó que este proyecto no sólo no aporta a la conservación sino que, tal como esta formulado, va en contra de los principios de conservación al introducir una orca de otro stock genético. Al no incluir exámenes veterinarios pone en riesgo a toda una población de fauna marina en un Patrimonio Natural Mundial.

Todos los presentes coincidieron en que se deberia hacer algo por Kshamenk, pero sin poner en riesgo a las poblaciones locales, y sugieren pensar otras alternativas para mejorar la calidad de vida de Kshamenk y/o trabajar en legislación que brinde mayor proteccion a mamíferos marinos

(Notas tomadas por la Gabriela Bellazzi e Ingrid Visser durante la reunión, no es un acta oficial pero fue el punteo que circuló entre los participantes y autoridades)

B- Documentos adjuntos para bajar

1) Guardafauna Roberto Bubas  ProyectoKshamenk2003 Kshamenk Project (translated)

2)  Laboratorio de Mamíferos Marinos del CENPAT: evaluacion Kshamenk

3) UNLPSJB: Evaluación Proyecto Kshamenk Dra. Laura Reyes.pdf

4) WEF / Free Willy: AnalisisProyectoKshamenk

5) Dr. Ricardo Bastida: Evaluacion del Dr. R. Bastida sobre propuesta Kshamenk 26 abril 2013

6) Geraci (2006) Análisis de las alternativas para Kshamenk: Kshamenk final report traduccion  Geraci et al assessment 2006 

7) Fundación Vida Silvestre Argentina FVSA

8) Informe conjunto Cetacean Society International, Earth Island Institute, Wild Earth Foundation, Humane Society International, Orca Research Trust, Free Willy-Keiko Foundation and Free Morgan Foundation KshamenkLetter

DOLPHIN SAFE, uno de los programas de monitoreo ambiental más efectivos para la conservación de la vida marina

Qué es DOLPHIN SAFE y cómo ayudó y sigue ayudando a la recuperación de las poblaciones de delfines del Pacífico Tropical

Durante décadas en el Pacífico Tropical Este las poblaciones de delfines fueron víctimas de la continua persecución y acorralamiento (principalmente madres y sus crías pequeñas). Los estudios científicos documentaron que los casos en que la persecución separa a las hembras de sus cachorros derivan en una mortalidad significativa -y en algunos casos masiva- de los delfines.

Los delfines lactantes no pueden sostener el ritmo de natación de sus madres durante estas persecuciones realizadas a altas velocidades. Una vez separados, muchos de los cachorros no pueden reencontrarse con sus progenitoras y, al ser todavía dependientes de sus madres, mueren de inanición o, debilitados, resultan presa fácil de los depredadores.

La práctica de tirar las redes alrededor de los delfines continúa teniendo un impacto significativo y adverso en las poblaciones de delfines, las cuales simplemente no pueden y no van a recuperarse hasta que esta práctica de persecución y acorralamiento sea definitivamente prohibida

La muerte de más de 7 millones de delfines durante las pesquerías de atún motivó a la organización Earth Island Institute a desarrollar un programa eficaz de monitoreo y a establecer políticas que prohibiesen el ingreso a EE.UU  de atún obtenido matando delfines. En ese entonces, la mayoría de los barcos lanzaban sus redes de cerco alrededor de los cetáceos para capturar el atún que habitualmente nada debajo de los delfines, muchas veces con capturas catastróficas que incluían más delfines que atunes.

En los ’90, el Dolphin Safe se implementó en Estados Unidos y más tarde en el resto del mundo. Apelando a la sensibilidad de los consumidores, el programa solicitó al público que no comprara atún que no estuviera certificado como Dolphin Safe o seguro para los delfines. Fue gracias a los consumidores responsables, que las compañías se vieron forzadas a convertirse en seguras para los delfines para lograr competitividad en el mercado ya que, con un público cada vez más conciente, era difícil colocar sus productos si éstos eran obtenido con matanzas de delfines y otros animales marinos.

En consecuencia, la mortalidad de delfines en el Pacífico Tropical bajó casi a CERO y actualmente más del 90% de las atuneras del mundo son Dolphin Safe. Sin embargo, algunas continúan con la práctica de acorralar delfines, intentan debilitar los estándares Dolphin Safe para poder ingresar sus productos al mercado norteamericano, lo cual ha sido frenado con gran esfuerzo por la organización promotora del Dolphin Safe, Earth Island Institute, recurriendo a la Corte cuando fue necesario.

Qué es lo que Dolphin Safe le exige a las compañías atuneras

 Se trata de  un contrato entre Dolphin Safe y las pesqueras para terminar con la práctica del acorralamiento intencional de delfines por las flotas que utilizan redes de cerco y para acabar con el uso de redes de deriva en operaciones pesqueras, así como también la necesidad de eliminar el daño, acoso y / o la muerte de mamíferos marinos, aves marinas, tortugas marinas y otras especies, y de reducir la captura de atunes juveniles. La compañía, a su vez, le otorga un permiso a los monitores para subir a todas las embarcaciones y barcos cargueros, en cualquier momento, para observar las operaciones de pesca, la carga y descarga del pescado y / o el trasbordo, inspeccionar las bitácoras de pesca, los manifiestos de la embarcación, recibos, bodegas de almacenamiento, entrevistar a los observadores y/o miembros de la tripulación, etc.

Además de terminar con el acorralamiento intencional de delfines, y de la prohibición de lanzar intencionalmente las redes de cerco sobre o alrededor de mamíferos marinos durante sus operaciones de pesca en ningún océano del mundo, el contrato incluye varios puntos a los que se comprometen las pesqueras para asegurar la protección de otras especies de la fauna marina, por ejemplo:

  • No utilizar redes de deriva ni redes agalleras de ningún tamaño durante sus operaciones de pesca para evitar el by-catch (o la captura de especies no target)
  •  Que todas las tortugas marinas capturadas incidentalmente serán liberadas vivas y sin daño alguno, dentro de lo posible
  •  Se prohíbe a cualquier persona a bordo del barco de pesca o carguero, participar en actividades de aleteo de tiburones. Todo tiburón capturado accidentalmente en las redes será liberado vivo, hasta donde sea posible, sin daño o pérdida de vidas humanas.
  •  En el caso de embarcaciones con líneas de anzuelos, la Compañía incorporará dispositivos efectivos  para evitar que las aves marinas se aproximen a los anzuelos con carnada, trabajando así para reducir el daño o la muerte de aves marinas, tortugas marinas y otras especies no objetivo durante las operaciones de pesca.
  •  La compañía hará un esfuerzo sincero en reducir la captura incidental en cada operación de pesca, utilizando métodos reconocidos por la FFA, la FAO, Naciones Unidas, y otras organizaciones científicas y ambientalistas, que conduzcan a la reducción del by-catch. Dichos métodos incluyen el uso de ojos de malla más grandes, alarmas acústicas en las redes, la liberación, en la medida posible, de las especies no objetivo aún vivas, tales como tortugas, tiburones, mamíferos marinos, aves, etc. , así como también otros métodos.
  •  La compañía, sus subsidiarias y afiliadas en el mundo no participarán en operaciones balleneras, o a la venta, importación, exportación, almacenamiento de carne de ballena / delfín, partes ó carne de tortugas marinas, aletas de tiburones ó el procesamiento de partes de mamíferos marinos, tortugas marinas ó aletas de tiburón.
  •  Se prohíbe a cualquier persona, incluyendo a los capitanes de la tripulación, a bordo del barco de pesca o carguero, disparar, arponear, picar, o dañar de cualquier manera, intencionalmente, a mamíferos marinos, prohíbe también consumir carne de mamíferos marinos o utilizar la carne u otras partes del cuerpo como carnada, ó para la venta (dientes, grasa, carne, etc.)

Gracias a la participación de la gente, Dolphin Safe es uno de los programas más exitosos de monitoreo ambiental del mundo que abarca más de 300 compañías atuneras, agencias de comercialización, compañías pesqueras, mayoristas y minoristas en más de 50 paises.

El hecho de instrumentar la verificación de las operaciones Dolphin-Safe de las compañías atuneras del mundo ha sido vital para la protección de delfines y otra vida marina.  Estamos orgullosos del trabajo de nuestros monitores y nos sentimos alentados por los cientos de compañías atuneras que han cumplimentado honesta y eficazmente los estándares Dolphin-Safe. Ahora, bajo los estándares ISO 9001 contamos con un mayor reconocimiento de la calidad de nuestro trabajo.

En Argentina, la WEF está asociada al programa Dolphin Safe liderado mundialmente por Earth Island Institute. Actualmente estamos esperando la documentación pendiente de 2011-2012 de ARCOR, quienes desde el año pasado no envían la documentación necesaria para asegurar que el atún La Campagnola continúe cumpliendo los estándares Dolphin Safe. Al ser adquirida por ARCOR, La Campagnola ya no pesca atún sino que lo importa, y para poder asegurar a los consumidores que merecen el logo que los identifica como seguros para los delfines en sus productos, es necesario recibir información sobre a quién le estuvieron comprando atún y si esos proveedores se ajustan a los estandares Dolphin Safe.

A la brevedad les estaremos informando si este producto que es una marca líder en Argentina, continúa en nuestra lista de empresas aprobadas o no.

Para ver la lista actualizada de atuneras Dolphin Safe, ingresar en los siguientes links

Compañías Pesqueras y procesadoras certificadas como Dolphin Safe

Importadores, distribuidores, agentes y revendedores certificados como Dolphin Safe

Vos podés ayudar a los delfines evitandoles una muerte horrible consumiendo solamente atún y derivados que no resultan mortales para ellos ni para otras criaturas marinas

Para más información ingresar en www.dolphinsafe.org